Seleccionar página

… Sabía que podía pasar y pasó.

El pañuelo del cuello en un motorista también es para que no entre bichos… leches!!!

Video:

La picadura de una avispa condenó mis movimientos, dejé de ver la carretera para que mi mente pusiera fin a ese dolor intenso en la parte baja del cuello, solté la mano del manillar, golpee el punto de dolor y aquello ardía, quería matar a la agresora y calló viva por debajo de la camiseta sobre mi pecho, dónde volvió a atacarme, pero poco podía hacer… poco podía hacer yo.

Conseguí parar la moto en zona segura, bajé rápido quitándome la chaqueta, la camiseta y atontada se desplomaba en el suelo.

La miré, pude haberla matado, pero decidí no hacerlo, al final creo que ella también se había asustado.

Lavé la zona con agua, las zonas con agua aplicando un poquito de jabón, siempre llevo una botella de agua en la moto… pare en una gasolinera y me puse hielo para calmar el dolor y bajar la inflamación.

Sabía que tenía que haber llevado el pañuelo de cuello, pero como tantas veces, es de las que dices “no pasará nada” y pasó.

El pañuelo de cuello no solo abriga, también evita la entrada de bichos y algunos son muy agresivos.

Debes recordar que:

  1. Las avispas pican por que se sienten amenazadas o para atrapar a las presas.
  2. Las avispas pueden enfadarse.
  3. Las avispas pueden mantener el Gijón y picar varias veces.

 

JC Toribio

Cartilla del Navegante 2018 Capítulo 23

Dpto. Seguridad Vial

seguridadvial@seguridadmotociclistas.org

I.M.U.