Tan solo del 1 al 2 % de la pérdida de agua corporal puede provocar sed intensa, pérdida de apetito, malestar, fatiga, debilidad, dolores de cabeza. Un 11 % de pérdida te puede matar. Pero con 1 % ya puedes tener un accidente.

El Departamento de Seguridad Vial de Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas (I.M.U.), informa y advierte que la situación de deshidratación afecta temerariamente a la conducción.

La hidratación debe entenderse como una forma más de seguridad durante la conducción. Si no nos hidratamos corremos riesgos innecesarios durante la conducción, pudiendo incluso perder el control muscular o cognitivo de la situación.

Los motoristas están en el grupo de riesgo entrando en el cuadro “deportistas” debido a la exposición al calor, la dificultad para beber y la sudoración.

Judith Obaya, delegada de IMU en Asturias, nos da una serie de video consejos sobre la hidratación y lo hace pensando en nuestra seguridad.

  1. Beber agua.
  2. Hacerlo cada poco.
  3. Instalar sistemas para beber agua que reduzcan la manipulación del punto de toma.

Thompson y col. En el 2008 establecía que:

Las pérdidas superiores al 11% del peso corporal pueden ser incompatibles con la vida produciéndose la muerte por fallo renal y/o incapacidad del volumen sanguíneo reducido para circular con normalidad.

Para una pérdida de agua corporal del 1 al 2 % los síntomas se ajustaban a los siguientes: Sed intensa, pérdida de apetito, malestar, fatiga, debilidad, dolores de cabeza.

Para una pérdida de agua corporal del 3 al 5 % los síntomas se ajustaban a los siguientes: Boca seca, poca orina, dificultad de concentración y en el trabajo, hormigueo extremidades, somnolencia, impaciencia, nauseas, inestabilidad emocional.

Para una pérdida de agua corporal del 6 al 8 % los síntomas se ajustaban a los siguientes: Incremento de temperatura, frecuencia cardiaca y respiración, mareos, dificultad para respirar y para hablar, confusión mental, debilidad muscular, labios azulados.

Para una pérdida de agua corporal del 9 al 11 % los síntomas se ajustaban a los siguientes: Espasmos musculares, delirios, problemas de equilibrio y de circulación, lengua hinchada, fallo renal, disminución del volumen sanguíneo y en la presión arterial.

¿Sabías que la ingesta de fluidos durante la actividad física reduce la sensación subjetiva de fatiga y mejora el rendimiento cuando la actividad supera los 40 minutos? (Whitmire, 2004; Maughan y col., 2007).

Enlace de interés:

Pilar Martín, médico del Centro Nacional de Investigación y Ciencias del Deporte de Madrid, «el agua y los electrolitos son indispensables para regular la temperatura corporal y el intercambio de iones, que son imprescindibles para la formación y conducción del estímulo nervioso y la consiguiente contracción muscular, así como para el control de las reacciones celulares».

Recuerda también que la pérdida de líquidos puede provocar:

  • Aumento proporcional de la concentración de glóbulos rojos y, por tanto, un incremento de la viscosidad de la sangre.
  • Aumento de la frecuencia cardiaca.

Durante el viaje para, descansa y bebe. No te la juegues por un problema de deshidratación voluntaria.

Descarga nota informativa: 2017_SV_371_Hidratación_Fundamental para nuestra seguridad

Seguimos trabajando, seguimos luchando.

Informa

Departamento de Seguridad Vial / seguridadvial@defensamotociclistas.org

Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas.

A %d blogueros les gusta esto: