Seleccionar página

Querida amiga Anne de Rochechouart de Mortemart, Duquesa de Uzés, sin haberte conocido sé que me dirijo a una gran mujer, inconformista, idealista e incómoda para muchos hombres de la época, aunque en mí siempre eres capaz de dibujar una sonrisa.

Son las historias de la historia quien muestra tu andar revolucionario por la vida, ese que hace que siempre quiera saber más de ti y de alguna de tus compañeras, pero no me lo pones fácil, busco, rebusco, encuentro y es poco lo que encuentro para todo lo que deseo.

Pionera en esa autorización para conducir en 1897 y hasta en recibir una multa por exceso de velocidad. Pero no son estos logros los que llenan mi alma, también revolucionaria, de satisfacción. Es esa otra parte de ti y que te haría vivir con intensidad la vida hasta tus 85 años, esa parte poeta, esa parte piloto, esa carrera suicida y homicida de 1903 dónde convertiste tu misión deportiva en auxilio del necesitado y ese largo etc poco reconocido.

Fue a partir de primeros de 1933, cuando en España naufragábamos en la antesala de una guerra enfermiza entre hermanos de mismas casas, fue entonces cuando te convertiste en una de las mejores historias de la historia revolucionaria de la mujer.

Se, querida amiga, que tu legado y el de otras grandes está llegando muy lejos y consolidándose en el tiempo.

Hoy he visto y lo he visto una vez más y como tantas otras, la fortaleza de decisiones, independencia y consolidación de un colectivo motorista integrado por mujeres que aman la libertad del viento y es la apuesta de Amposta, organizada por unas 20 mujeres motoristas y con una asistencia de cerca de 500 motoristas.

Dieron espacio a mi voz, una voz reivindicativa e inconformista aleccionada por personas como tú y mientras hablaba, en mis palabras estaba tu recuerdo.

Querida Duquesa, desde el más absoluto de los respetos, hoy he visto parte de tu legado y he sonreído.

Gracias a la organización.

Gracias a Moteras del Ebro.

Gracias al Ayuntamiento de Amposta (me consta su implicación).

Cambiemos el mundo… necesitamos dejar en herencia valores… gracias Duquesa.

JC Toribio

Dpto. Seguridad Vial

seguridadvial@defensamotociclistas.org

 

A %d blogueros les gusta esto: