Seleccionar página

Crónica de una realidad desconocida para acomodadas familias.

No seremos nosotros quien juzguemos, pero si podemos ayudar, ahí estaremos.

Este es el espíritu…

Saltaba ayer (28/07/2017) la crónica del fallecimiento de un niño de 12 años que conducía una motocicleta de 110 cc y regresaba de trabajar.

Los hechos que nos arrastran a nuestra reflexión se producían en la región de Córdoba, entre las localidades Colonia Coroya y Jesús María.

El niño perdía el control de la motocicleta, se salía de la carretera e impactaba contra un árbol dejando su vida.

Cesar Joel Almirón cuidaba animales en una granja, su moto era una Guerrero y era también conducida por un guerrero como el, con poca infancia y mucha necesidad.

Sucedía en Córdoba… en nuestro país amigo Argentina, dónde muchas familias españolas encontraron el refugio que España no supo darles hace unos años, no tantos.

Más allá de nuestras fronteras hay otras necesidades que solo quién las tiene las entiende, modelos de vida para la vida que en ocasiones traen la tragedia de la mano.

A nuestros compañeros… más allá de nuestras fronteras…

Aquí nos tenéis, dispuestos a todo lo que esté en nuestras manos, pues las fronteras no están dentro de nuestro modelo de vida.

Al final, el mundo tiene coincidencias, puntos en común que pasan fronteras, problemas similares con diferentes formas y posibilidades de afrontarlos. Una necesidad, un árbol y la física aplicada a la dinámica y el impacto.

No seremos nosotros quien juzguemos, pero si podemos ayudar, ahí estaremos.

Este es el espíritu…

9 reglas básicas que deberían de respetarse internacionalmente para transporte de infantes en motocicleta:

  1. Revisar la normativa del país o región.
  2. El niño debe usar siempre casco de protección, en perfecto estado de conservación, adaptado a su talla, debidamente homologado por la normativa R22 europea, o cuando menos con la DOT de EE.UU o normativas espejo.
  3. El niño debe llevar siempre el casco de protección debidamente abrochado y ajustado.
  4. El niño debe tener corpulencia y fuerza para soportar aceleraciones normales de una motocicleta.
  5. El niño debe disponer de asideros o sistemas de agarre eficaces, por delante de la localización de su cuerpo y adaptados a sus capacidades.
  6. El niño debe tener estatura suficiente para llegar a los reposapiés.
  7. Se recomienda el uso de respaldo en la motocicleta.
  8. No se recomienda el uso de ciclomotores o motocicletas en la vía pública por menores de 12 años. En España, excepcionalmente, se autoriza a los 7.
  9. No se recomienda la conducción de ciclomotores por la vía pública a menores de 14 años y siempre con la correspondiente formación básica.

Nota: Hemos evitado fotos duras, de niños fallecidos que dejaron atrás sonrisas…

Dpto. Seguridad Vial

Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas.

seguridadvial@defensamotociclistas.org

A %d blogueros les gusta esto: