Seleccionar página

Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas ha emitido 384 informes sobre alertas de riesgo de vehículos, sometidos a riesgo de fallo técnico, que pueden poner en peligro la seguridad. Esta actividad informativa se practica dentro del programa CAS y con la colaboración de la asociación técnica Foro 100.

Los socios ya tienen disponibles los informes completos de las alertas referenciadas.

Se recomienda a los usuarios de estos vehículos que procedan a pasar por el taller oficial de marca más próximo.

Ref.: 2017_RAV_384.

Opel Novano. Producción: 2017 (vehículos construidos entre diciembre de 2016 y febrero de 2017).

Sujeción del filtro de combustible. La correa que sujeta el filtro de combustible podría romperse, lo que provocaría la rotura de la línea de combustible y, posteriormente, la fuga de combustible. El combustible que caiga en la carretera podría poner en peligro a otros usuarios de la carretera.

Ref.: 2017_RAV_383.

Toyota RAV4. Fabricados del 12 de Junio de 2015 al 05 de Abril de 2017.

Motor. Fuga de combustible. Puede crearse una carga electrostática en el filtro de combustible y descargarse en el conector de combustible de la línea de baja presión. Con el tiempo, esto podría provocar la fuga de combustible a través del conector de combustible. Si el combustible se filtra sobre la carretera, puede poner en peligro a otros vehículos.

Ref.: 2017_RAV_382.

Citroen C4 Picasso. Fabricados entre el 01 de Septiembre de 2016 y el 06 de Abril de 2017.

Carrocería. Capó delantero. La capa exterior del capó no se puede pegar correctamente al revestimiento del mismo. Esto podría provocar la pérdida de la capa externa del capó y causar un accidente.

Ref.: 2017_RAV_381.

Furgón Fiat Ducato. Fabricados entre Febrero de 2016 y Julio de 2017.

Motor. Resistencia de conductos de gases. El tubo de recirculación de los gases de escape puede romperse y provocar un cortocircuito en contacto con el alternador. Esto podría provocar un incendio en el vehículo.

Ref.: 2017_RAV_380.

Toyota Avensis y RAV 4. Producción 2016. Los vehículos en cuestión están equipados con un motor diésel turboalimentado de 2.0 litros.

Motor. Sujeción del conjunto del turbocompresor. Existe la posibilidad de que los pernos en el lado de escape del conjunto del turbocompresor no se hayan apretado correctamente debido a un equipo de apriete defectuoso. Los pernos podrían aflojarse con el tiempo, causando un sellado insuficiente del turbocompresor y podrían permitir la fuga de gases de escape del turbocompresor.

Ref.: 2017_RAV_379.

Volkswaguen. Modelos Arteon, Golf y Passat.

Fabricados entre el 21 de Agosto de 2017 y el 14 de Septiembre de 2017.

Estructura de rodamientos. Las carcasas del rodamiento de las ruedas traseras pueden fracturarse.

Ref.: 2017_RAV_378.

Nissan. Modelos Patrol y X-Trail.

Fabricados entre el 07 de Junio del 2000 y el 31 de Agosto de 2001.

Sistema de seguridad pasiva. Airbag. Hay un defecto en el generador de gas del airbag del pasajero. En caso de despliegue del airbag del acompañante, se pueden liberar fragmentos de metal que pueden causar lesiones a los ocupantes.

Ref.: 2017_RAV_377.

Mercedes-Benz. Modelos: Clase V y Vito.

Fabricados entre enero de 2014 y junio de 2017.

Protección sobre descargas electroestáticas. La columna de dirección no está suficientemente conectada a tierra. Como resultado, en el caso de una descarga electrostática, el airbag del conductor puede activarse cuando no se requiere. Esto podría causar un accidente.

Ref.: 2017_RAV_376.

Mercedes Benz. Modelos: Clase A; Clase B; Clase C; Clase E; CLA; GLA; GLC; GLK.

Fabricados entre noviembre de 2011 y Julio de 2017.

Protección sobre descargas electroestáticas. La columna de dirección no está suficientemente conectada a tierra. Como resultado, en el caso de una descarga electrostática, el airbag del conductor puede activarse cuando no se requiere. Esto podría causar un accidente.

Ref.: 2017_RAV_375.

Citroen. Modelo DS3.

Fabricados entre el 8 de junio de 2017 y el 09 de junio de 2017.

Sujeción de ruedas al eje trasero. Los tornillos de fijación de las ruedas en el eje trasero no han debido apretarse correctamente. Como resultado, podrían soltarse y provocar una pérdida en el control del vehículo mientras se conduce.

Descarga informe general:

2017_SV_691_CAS_Vehiculos UE

Departamento de Seguridad Vial

seguridadvial@defensamotociclistas.org

 

 

A %d blogueros les gusta esto: