Seleccionar página

¿Estamos ante un cuadro de mitomanía?

Desde el Departamento de Seguridad Vial de la ONG Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas, observando la conducta en comunicación de la Dirección de la DGT.

Advertía la DGT el 20 de marzo que esta Semana Santa pondría en marcha las patrullas integrales en motocicletas. Decía la DGT en su nota de prensa que “Es un modelo pionero en Europa, ya que son los únicos policías europeos que llevan la moto equipada con etilómetro portátil, lector de drogas portátil y cinemómetro láser ligero”.

Pues NO, ha puesto en marcha equipación para patrullas convencionales en motocicleta que pueden llevar un radar, incluso con su soporte ilegal de guardarrail, pero si llevan el radar poco más pueden llevar, NO entra en las motocicletas todo lo que la DGT pretenden que lleven.

Así van las maletas de la motocicleta solo con el radar:

Además, ya hace años, allá por los 90 que los botiquines de primeros auxilios desaparecieron de las motocicletas, perdiendo así la capacidad de pequeños auxilios humanitarios en carretera que antes se realizaban con mucha frecuencia.

Las maletas de las motocicletas han dado espacio a alcoholímetros, radar, drogatest, tablet, sistema de comunicación, etc. Pero todo no entra y el motorista debe decidir, en atención al servicio ordenado, que necesita llevar para cumplir la misión específica que no la general.

La misión general de la Guardia Civil es garantizar la seguridad y libertad de las personas. Es benemérita por su capacidad de ayudar en acciones de entrega históricamente reconocidas.

Visto todo lo visto, la patrulla integral de la DGT, anunciada a bombo y platillo este 20 de marzo, de integral tiene bien poco, más bien nada de nada.

Los tiempos cambian y la DGT es parte de ese cambio con un mantra histórico de prevención que le está llevando al fracaso técnico y de misión.

Nos preguntábamos al principio si nos encontrábamos ante un cuadro de mitomanía en el seno de una administración pública o ¿detrás de todo esto se oculta otra intención?

La Mitomanía o pseudología fantástica, es un trastorno psicológico que lleva a la persona a mentir y distorsionar la realidad de forma compulsiva, hasta el punto de creer sus propias mentiras.

Descarga notas informativas:

2018_SV_132_NI_DGT_Patrullas Integrales Motocicletas

mir_DGT_dispositivo_semana_santa.nota[1]

Dpto. Seguridad Vial

Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas

seguridadvial@defensamotociclistas.org

 

A %d blogueros les gusta esto: