Seleccionar página

Hoy, en eso que hago tantas veces de navegar sin rumbo por algunas carreteras, llenando el tiempo de lucha, he visto la mirada del agradecimiento. Amigo anónimo, te doy las gracias y lo quiero hacer públicamente.

Decía que andaba por las cuestas de Garraf, cerca de Sitges, en la vía de acceso a zona industrial del 168 y entre fotos, medidas y notas, con todo en la mano, un camión frena de repente, para a la derecha y su conductor se baja.

– Eres Juan Carlos Toribio. Apuntando con el dedo indice hacia mi persona.
– Si, para servir.
– Quería darte las gracias, me ha emocionado verte. Quería darte las gracias por todo lo que haces por nosotros.

Me extiende la mano y sin duda alguna le ofrezco la mía. Aprieto con fuerza mirándolo a la cara. Mientras me explica cosas de su relación con nuestro mundo, ese mundo tan especial de la moto.

Le escucho, agradezco con el alma su gesto y le explico que estoy haciendo, que he visto mal y que voy a denunciar. Mira, atiende, sonríe y nos despedimos.

Reitera su agradecimiento y su emoción, la misma emoción que he sentido por notar su sincero y decidido paso… y pienso… ¡este es nuestro mundo! estoy orgulloso de AMAR LA MOTO Y A SU GENTE.

El HONOR de sentirte querido en la carretera.Hoy, en eso que hago tantas veces de navegar sin rumbo por algunas carreteras, llenando el tiempo de lucha, he visto la mirada del agradecimiento. Amigo anónimo, te doy las gracias y lo quiero hacer públicamente.Decía que andaba por las cuestas de Garraf, cerca de Sitges, en la vía de acceso a zona industrial del 168 y entre fotos, medidas y notas, con todo en la mano, un camión frena de repende, para a la derecha y su conductor se baja.- Eres Juan Carlos Toribio. Apuntando con el dedo indice hacia mi persona.- Si, para servir.- Queria darte las gracias, me ha emocionado verte. Quería darte las gracias por todo lo que haces por nosotros.Me extiende la mano y sin duda alguna le ofrezco la mia. Aprieto con fuerza mirandolo a la cara. Mientras me explica cosas de su relación con nuestro mudo, ese mundo tan especial de la moto.Le escucho, agradezco con el alma su gesto y le explico que estoy haciendo, que he visto mal y que voy a denunciar. Mira, atiende, sonrie y nos despedimos.Reitera su agradecimiento y su emoción, la misma emoción que he sentido por notar su sincero y decidido paso… y pienso… ¡este es nuestro mundo! estoy orgulloso de AMAR LA MOTO Y A SU GENTE.Estoy orgulloso de defender la vida y nuestro derecho y solo puedo devolver las gracias a todos vosotros por este espacio que me habeis dejado para la lucha.I.M.U. no se cansa, ni debe hacerlo. Seguimos y estamos. Vamos a por todas.Fdo.JC. Toribio.

Gepostet von Unión Internacional Defensa Motociclistas am Freitag, 8. Februar 2019

Estoy orgulloso de defender la vida y nuestro derecho y solo puedo devolver las gracias a todos vosotros por este espacio que me habéis dejado para la lucha.

I.M.U. no se cansa, ni debe hacerlo. Seguimos y estamos. Vamos a por todas.

Fdo.
JC. Toribio.