IMU lanza la campaña “C.I.G.” en defensa del derecho a la seguridad de los ciudadanos.

Otro de los objetivos es reconducir el comportamiento hostil contra el estado de derecho de nuestras administraciones públicas titulares de las vías y las administraciones responsables de la auditoría en materia de seguridad vial.

Los motociclistas estamos cansados de estas actitudes contrarias a la ley. El respeto a la ley es debe ser de todos.

Desde hace años se viene observando la dejadez e incumplimiento de las normas técnicas y la ley, por parte de nuestras administraciones públicas, en materia de conservación de carreteras. Una realidad que cuenta con el beneplácito de la dirección General de Tráfico, el departamento de Seguridad del Gobierno Vasco y el Servei Catalá de Tránsit pese al riesgo y atentado directo contra derechos como la seguridad y poniendo en peligro la vida e integridad de los ciudadanos.

Los guardarraíles (barreras de seguridad metálicas) cuya misión es mejorar la seguridad pasiva de la vía (el cinturón de seguridad de la carretera), son uno de los grandes deberes pendientes y que muestran la peor cara del compromiso en cumplir la ley y defender ese derecho a la seguridad vial de los ciudadanos.

Desde IMU y desde hace años, se han denunciado infinidad de situaciones ilegales y peligrosas en este sentido dejando prueba indiscutible de la realidad declarada.

Ante la pasividad de nuestras administraciones públicas y el incumplimiento reiterado de la ley, el departamento de seguridad vial de IMU inicia, en carreteras convencionales y de la mano de socios voluntarios y activistas, una campaña de control del estado, instalación y conservación de las barreras metálicas de seguridad, analizando los siguientes criterios de observación por tramos de instalación:

  1. Presencia de terminal ilegal en el sentido de la marcha del tipo “Cola de Pez”.
  2. Ausencia de piezas fundamentales tornillería, arandelas, separadores, etc.
  3. Solapamiento incorrecto por contrario al sentido de la marcha.
  4. Solapamiento incorrecto por no coincidencia de piezas y finales de tramo.
  5. Mecanizado y manipulación de piezas.
  6. Deformaciones graves pos-impacto.
  7. Bloqueo anchura de trabajo por obstáculos. Reiterada en el tramo.

Hay que recordar que estos criterios de observación se han obtenido del análisis de la habitualidad en el incumplimiento legal.

 

Procedimiento:

  1. Localización.
  2. Fotografías de tramo panorámicas.
  3. Fotografías de detalle.
  4. Si la situación es muy grave video.
  5. Remitir toda la información necesaria, con identificación de activista a denuncia@seguridadmotociclistas.org
  6. Asunto: CIG carretara xxx kilómetro xxx sentido xxx.

En el caso de remitir videos hacerlo por WeTransfer al mismo mail.

Debe recordarse también que los esfuerzos se centraran en situaciones muy representativas de incumplimiento legal y técnico y reiteradas en el tramos denunciado.

Desde el departamento de seguridad vial del IMU se advierte que se inician los trabajos de investigación.

Nota informativa: NI_2023_SV_72_Campaña Guardarrailes

 

Departamento de Seguridad Vial
Unión Internacional para la Defensa de los Motociclistas
605806676
seguridadvial@seguridadmotociclistas.org

 

A %d blogueros les gusta esto: